buzon@latiradeoroz.es
Surtopía

Surtopía

Surtopía se fraguó durante cuatro años pero fue en el final del año que termina cuando tomó forma. Para ello, planeamos un proyecto editorial, definimos imágenes, palabras, forma y fondo. Con muchos cafés mediante. Y parimos un objeto, Surtopía (el libro), que ha ido agotando sus humildes ediciones para sorpresa y gratitud infinita de sus autores. Durante la presentación del día 19 de Diciembre, Pedro Blanco, que ya demostró ser un maestro bautizando sentimientos ciudadanos (Surtopía nace del título de una de sus columnas), acuñó un eslogan que resume en una frase lo que va a ser 2016: “No hay Norte sin Sur”. Más allá de la contundencia de la frase, se abre un camino para demostrar. Demostrarle al norte y demostrarnos al Sur. Luchar. Reivindicar. Generar debate. Trabajar por mejorar las heridas de esta tierra. Generar conciencia. Construir demandas. Edificar comunidad. Llamar la atención de los políticos. Sacudirnos el sambenito de aldeanos y quejicas y colgarnos el de organizados y tenaces. Acordarnos de los problemas del pasado para seguir demandando soluciones de futuro. Entre todos. Para todos. Incluso para los que creen que Surtopía está en un solo bando, en un solo color, en un solo espectro, en un lado de la página, en un carril de la carretera. Porque la autopista que demandamos, la sanidad, la educación, la cultura, el empleo, siempre se maquetará a doble página. Y todos cabemos en ella. Por Julio Mazarico

Escribe un comentario:

verification code