buzon@latiradeoroz.es

¿Quién teme al lobo feroz? dramatiza dos cuentos populares: Los tres cerditos y Caperucita Roja.

Una producción de danza dirigida al público infantil y producida por Fueradeleje y Acrónica.

Pero ofrece mucho más: una lección práctica de la historia del ballet y la danza contada de forma cronológica ya que cada una de las escenas está bailada en un estilo diferente. Es la historia de tres hermanas bailarinas que viven en el bosque. La más joven es soñadora, sutil, delicada e inocente, como el ballet romántico. Vive feliz porque piensa que no necesita mas que una casita de paja. La segunda bailarina es un poco rebelde. No le gustan las reglas y se atreve a romperlas, como sucedió en la danza moderna con la métrica, el ritmo y la estética. Trabaja lo justo para poder disfrutar de su pasión, el baile, y por eso construye su casa con madera. La hermana mayor es muy responsable, organizada y previsora. Es racial, tradicional y tiene mucho carácter y por eso baila danza española. Cree que las cosas hay que hacerlas como se han hecho siempre, sólidas, para que perduren. Por eso construye su casa sobre piedra. Pero las tres bailarinas tienen un problema, el lobo que les ronda. Es un ser solitario que ni sabe relacionarse ni tiene amigos. Cuando las ve danzando felices, siente envidia: le gustaría imitarlas, pero nadie le ha enseñado a bailar y por eso vive enfadado. Cuando ataca y destruye las casas de paja y madera, las tres hermanas se refugian en la casa de piedra. Bien protegidas, se van a la cama. Como sucede en los grandes ballets románticos, cuando los personajes duermen se representa un sueño, en este caso el cuento de Caperucita Roja, bailando en un lenguaje contemporáneo y postmoderno. Pero el lobo feroz no se da por vencido y cuando se despiertan... ¿Qué pasará?